Toño Esquinca Borracho es un AMLO Hater

Poralfonso

Toño Esquinca Borracho es un AMLO Hater

Como ya lo hemos visto en otras entradas anteriores, una de las características de la adicción radica en qué irrumpe. En específico, con todas aquellas cuestiones de la cotidianidad que se ven afectadas cuando una persona ya no sostiene consumos. Se ven afectadas las relaciones sociales que el adicto tiene con otras personas, lo familiar y por supuesto lo laboral. Así fue este caso para Toño Esquinca.

Y es así que su caso laboral se hizo viral en México esta semana. De entrada parecía un simple tema electoral, con un Toño Esquinca y la Muchedumbre criticando a uno de los candidatos presidenciables. Sin embargo el caso dio un giro por completo cuando Toño se abrió abiertamente para reconocer estragos del alcoholismo.

Y es increíble ver esto en alguien que desde hace varios años se ha hecho tan popular con programas que fomentan frases positivas. Más allá de qué tan funcional son estas estrategias para alcanzar la felicidad y plenitud su ejemplo nos induce reflexión. Y es que tras cometer un error al aire él fue suspendido de un trabajo en que lleva siete años. Al asumir su alcoholismo en pleno Youtube, indicó que  se acercaría a una terapia psicólógica y aceptó el problema. Este caso nos sirve para ver los efectos de la adicción y como afrontan su alcoholismo los poblanos al buscar especialistas.

El asunto con Toño Esquinca comenzó a media semana cuando al aire criticó al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Palabras más, palabras menos dijo por qué no estaba de acuerdo y adelantó que si gana se irá de México. También soltó algunas críticas sobre la disidencia magisterial en torno a la Reforma Educativa que días antes había hecho marchas.

Ese día el programa duró menos horas de lo habitual y en redes sociales anuncio que lo mandaron de vacaciones. Al abordar temas tan polémicos se desataron todo tipo de críticas y burlas de internautas que juzgaron su propuesta radiofónica. Entre las críticas unos cuantos hicieron énfasis en como en el audio se le escuchaba mal, algo así como tomado. Al día siguiente, Radio Centro, la empresa para la que Toño Esquinca trabaja, anunció formalmente que habían determinado suspender al locutor.

Toño Esquinca aceptó su problema.

En una carta señalaron que lo castigaban un mes por violar el código de ética al ofender a un candidato. Por supuesto no faltó quien lo defendiera al argumentar que la radiodifusora era muy tajante con la libertad de expresión. Sin embargo, casi a la par Toño Esquinca hizo público el video en donde reconoció que tiene problemas serios de alcoholismo. Pidió perdón a AMLO, a su audiencia y hasta el universo pues se reconoció incongruente con frases positivas que promueve. Explicó que el tiempo que estará separado de los micrófonos  le servirá finalmente para rehabilitarse y encaminar su propia vida. Su ejemplo como decíamos nos lleva a preguntarnos cómo es que afrontan su alcoholismo los poblanos al buscar especialistas psicólogos.

Algunas de las respuestas a este cuestionamiento sobre el alcoholismo en Puebla y la rehabilitación se encuentran en las estadísticas. Unas de las más impactantes por los riesgos que significan son esas que se relacionan con la edad de consumidores. Y es que entre más jóvenes sean quienes comienzan con los problemas de adicción, más relevancia a futuro se tiene. A inicios de 2018, al anunciar acciones en materia de salud la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), dio vistazos. De acuerdo con los organizadores de un programa contra adicciones, el 59 por ciento de adolescentes poblanos han probado alcohol. Esto, de acuerdo con una encuesta realizada a más de 300 jóvenes que se encuentran ente los 13 y 16. Mientras tanto, esperaremos a ver que sucederá con Toño Esquinca.

 

CONOCE EL MECANISMO DE DEFENSA MÁS VISITADO EN LA PÁGINA

Acting Out

 

[kkstarratings]

Acerca del autor

Deja un comentario

Abrir chat
Hola. ¿En que te puedo ayudar?