CONSECUENCIAS de dormir MAL :¡Psicología!

Poralfonso

CONSECUENCIAS de dormir MAL :¡Psicología!

El tema de esta entrada nos atañe a casi todos y es que las consecuencias de dormir mal son amplias. Esto según una reciente postura de la Facultad de Medicina de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Ya detallaré sobre las aportaciones que hace la universidad poblana a lo largo de este texto para entender el problema. Sin embargo, adelantaré que es de interés para este espacio de reflexión sobre la psicología, pues afecta áreas de estudio. Es decir, los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano respecto a su medio ambiente. De ahí que hacer cambios en las rutinas de nuestros hábitos de sueño nos garantice mejor salud mental y física.

Consecuencias de dormir mal según la UPAEP

Pero ¿qué es lo que dijo la UPAEP sobre las consecuencias de dormir mal que nos interesan en la psicología?  La especialista del sueño María Marcela Caleco Torres advirtió que el 72 por ciento de adultos y adolescentes duermen mal. Es decir, que lo hacen en periodos menores a las ocho horas diarias, que es lo recomendado para la salud. En palabras coloquiales lo planteó con la descripción de que media población anda por ahí medio despierta o medio dormida. Como ya lo mencionaba afecta la salud y también expone a quienes no duermen y quienes los rodean a accidentes. De ahí la relevancia de los campos de estudios de la psicología relacionados con procesos mentales, sensaciones, percepciones y comportamientos.

Los daños físicos

Sobre la salud, explicó Caleco Torres, las consecuencias de dormir mal tienen relación con funciones de la etapa del sueño. En el caso de los adultos recordó que se consolidan estadios del sueño y se genera una reparación celular importante. Cuando esta función no se realiza en el cuerpo humano, agrega la doctora, hay repercusiones graves en la actividad neurocognitiva. Si los malos hábitos de sueño de los adultos afectan a los niños con los que se convive crecen riesgos. Y es que de acuerdo con la especialista en esa etapa de la vida el dormir tiene funciones más amplias. Además de reparación celular, en los niños el sueño tiene que ver con segregar hormona del crecimiento y otras sustancias.

El consumo de sustancias

La también profesora advierte que las consecuencias de dormir mal no se quedan en lo que el cuerpo no hace. A la larga, explicó en el posicionamiento de la UPAEP, quienes no duermen bien tienen disposición a consumir sustancias. Es decir, drogas o estupefacientes como lo son el tabaco, el alcohol o cualquier otra que genere círculos de codependencia.  En esta advertencia que recalca Caleco Torres podemos ver nuevamente la incidencia del cambo de la psicología en hábitos de sueño. Al respecto hemos dedicado ya varias entradas en este blog, enfocadas a las adicciones, sus consecuencias y también los tratamientos. En este caso, sin embargo, resulta interesante identificar que el origen de los consumos puede tener vínculos con el sueño.

Tan fácil como cambiar hábitos

Además de plantear las consecuencias de dormir mal, el posicionamiento de la UPAEP nos plantea lo positivo en el panorama. Al final, sugirió la especialista del sueño, romper con los malos hábitos se resuelve con la adopción de los buenos. Lo que sugiere realmente no es complicado e implica sobre todo que las personas muestren voluntad para generar cambios visibles. Ella los define como rituales a repetirse con constancia y que tienen que ver con dormir las ocho horas recomendadas. Se empieza con cumplir con la hora de irse a dormir, cenar ligero, consumir pocos líquidos y limitar los estimulantes. Esto último, plantea, implica que después de las 18:00 horas no se tome bebidas con cafeína, azúcares y también nicotina.

[kkstarratings]

Acerca del autor

administrator

Deja un comentario

Abrir chat
Hola. ¿En que te puedo ayudar?