ADICCIÓN al CIGARRO ELECTRÓNICO

Poralfonso

ADICCIÓN al CIGARRO ELECTRÓNICO

Aquí en este blog de psicología hemos hablado constantemente de las adicciones y la del cigarro electrónico en bastante polémica. Si es usted lector, asiduo a la radio y la televisión, seguro se ha topado con una peculiar campaña publicitaria. Se trata de mensajes de la Secretaría de Salud federal que precisamente buscan generar la reflexión sobre este peculiar dispositivo. Ya a lo largo de esta entrada contaremos qué es lo que dice esta campaña publicitaria al respecto del uso.

Por otro lado es también importante hacer énfasis en qué efectos tiene el utilizar la tecnología entre adictos al tabaco. Sobre todo porque es un dispositivo en el que pueden pensar como opción las personas que anhelen dejar de fumar. Antes de involucrarse en gastos, porque además lo implica, es importante que se sepa que hay bastantes contras por considerar.

La campaña del gobierno federal contra el cigarro electrónico de hecho se suma a un trabajo más global contra adicciones. En específico a prevenir adicción al alcohol, marihuana y también a la cocaína a través de experiencias que son verídicas. Sobre ellas ya habíamos dedicado un texto hace algunas semanas y en él resaltaba la fuerza de las historias personales.

En este caso hay un factor diferente pues no se involucra un testimonio sino la perspectiva de un especialista médico. Se trata de la doctora María Angélica Ocampo, la coordinadora de la Clínica Contra el Tabaco y Otras Sustancias Adictivas. Esta última, que pertenece al Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga” que se encuentra en la Ciudad de México. “El cigarro electrónico daña y también mata”, es la frase demoledora con la que inician los spots que son mediáticos. Después la especialista explica que no es en realidad un dispositivo para dejar de consumir tabaco sino todo lo contrario.

El argumento de Ocampo contra el cigarro electrónico se basa en específico en que es otra forma de consumir nicotina. Si bien este sale de una manera diferente a partir del vapor que sale del dispositivo, no deja de dañar.

El Cigarro Electrónico sí daña.

De acuerdo con la especialista, quienes están alrededor acaban por padecer que en el ambiente quede el químico ahí regado. Entre las consecuencias están las enfermedades cardiacas, el riesgo de padecer cáncer y por supuesto la muerte a edad temprana. Las mismas que de hecho encontramos si nos ponemos a reflexionar sobre los efectos secundarios de fumar los cigarros tradicionales. “La nicotina afecta directamente a las personas que están a nuestro alrededor”, es otra de las frases que causan reflexión. Al final, queda la reflexión de que la tan buscada tecnología no solo no sirve sino que acaba por dañar.

Aunado a lo dañino que desde la salud resulta el cigarro electrónico surge además otra reflexión más desde lo legal. En una revisión a las noticias que en México existen sobre el dispositivo resalta información sobre su origen y uso. Por un lado ya hay quienes han señalado que ha surgido todo un mundo clandestino para concretar su comercialización masiva. De acuerdo con quienes se han centrado analizar su distribución, algunos de ellos vienen de China sin revisión de calidad.

Esto por supuesto es grave pues no hay información certera sobre qué es lo que se está consumiendo y utilizando. A esto se suma además el hecho de las prácticas sociales en las que se enmarcan el uso del dispositivo. Bajo el argumento de que en realidad no se fuma, sino que se “Vapea”, hay consumidores que violan los reglamentos. Así pues, hay quien intenta librar prohibiciones de fumar en restaurantes y otros espacios al argumentar que no cigarro tradicional. Como ya decíamos, el cigarro electrónico libera la nicotina que afecta a quienes se encuentran al rededor de los usuarios.

[kkstarratings]

Acerca del autor

Deja un comentario

Abrir chat
Hola. ¿En que te puedo ayudar?